Noticias

Robots y algoritmos: Inteligencia en logística

Por Rodolfo Morales, Country Manager Drivin.

En la actualidad,  las exigencias y dificultades para aquellas empresas dedicadas al servicio logístico han aumentado, por lo que éstas han tenido que reinventarse e incorporar nuevas tecnologías. En este panorama, son diversas las herramientas que han surgido, tales  como robots, algoritmos y otras tecnologías, que vislumbran como un “must” para que las compañías puedan optimizar y hacer más eficientes  la distribución de sus productos.

Es evidente que la inteligencia artificial en logística es mucho más precisa  que todas las cosas que podamos hacer manualmente. Por ejemplo, en el armado de rutas, existe una gran cantidad de variables logísticas que se pueden incorporar al momento de planificar un despacho como  las ventanas horarias, tiempos de entregas, tráfico, jornada laboral, características de los vehículos, capacidad de los vehículos, dimensiones de los pedidos, entre otras; por lo tanto, es imposible que una  persona pueda tener la capacidad de procesar todos esos datos para lograr una asignación idónea de vehículo, un armado de ruta eficiente y poder tener  el control y seguimiento de que todo se cumpla.

Todavía existen muchas empresas que realizan procesos de planificación logística manuales, sin conocer el gran impacto que puede generar el uso de algoritmos en sus operaciones, ayudándoles a alcanzar rutas de envío más óptimas, rápidas,  económicas y sustentables.

Los robots y algoritmos,  van dominar en el  futuro y con esto, no quiero decir que las empresas deben desligarse de la experticia de su personal, por el contrario, las personas que operan actualmente en los procesos logísticos van a poder destinar su tiempo a labores más estratégicas, más productivas y menos operacionales que las que pueden realizar actualmente. La visión que tiene una persona es más acotada en relación a las variables que pueden incorporar complejos algoritmos matemáticos.

El uso de tecnología es fundamental para las empresas que tienen operaciones intensivas en transporte. Sus beneficios son múltiples y van desde la creación de rutas  más eficientes, reducciones de  costos operacionales y reducciones en las emisiones de CO2 entre otras. 

Licenciada en Comunicación Social, actualmente Editor Content en Drivin