Gestion de flotas

Principales retos de la logística urbana

logistica urbana.jpg

La logística urbana o logística de la última milla, abarca todos los movimientos relacionados con la distribución de bienes en las ciudades. En la actualidad, con el crecimiento continuo de las urbes, este tipo de logística se vuelve un aspecto importante para plantear estrategias que ayuden a los procesos logísticos internos de cada ciudad, y de esta forma evitar el caos que un mal control podría generar. 

Detalles de logística urbana

Su objetivo principal radica en el funcionamiento del sistema de transporte de carga en las ciudades, considerando el constante crecimiento de las ciudades, fenómeno que se experimenta alrededor del mundo.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala que la Distribución urbana de Mercancías  (DUM) tiene un papel clave en el desarrollo económico de las ciudades, representando una parte fundamental de la actividad comercial y de servicios, pero a su vez, constituye uno de los principales generadores de congestionamiento del tránsito, pudiendo también generar hasta un 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero en las áreas metropolitanas, e interfiriendo con el resto del transporte urbano con respecto al uso del espacio público.

En la misma línea apunta que desde el punto de vista del sector privado, la DUM representa una gran parte de los costos de las empresas, pudiendo la logística de última milla representar hasta el 28% de los costos logísticos totales de las empresas.

En tanto, Logistec apunta que el costo de la distribución urbana representa el 17% del PIB (grandes ciudades de Reino Unido y Canadá). Además, representa más del 40% del consumo energético de los vehículos urbanos. El transporte para la distribución urbana es responsable del 20% al 35% de las emisiones contaminantes en las áreas metropolitanas.

Principales  problemas de la logística urbana

RTM Logistics detalla que debido al incremento de edificios residenciales en el centro de las ciudades, se están transportando almacenes y fábricas a las afueras de estas, lo que significa que la distancia que los vehículos distribuidores tienen que recorrer para ofrecer su servicio a sus clientes es mayor.

A ello se suman los problemas de movilidad derivados del tráfico, embotellamientos, calles peatonales, escasez de sitios de descarga, cascos antiguos de difícil acceso y que los traslados se suelen realizar para la entrega de paquetes pequeños, lo cual los convierte en poco eficientes.

El proceso requiere ser completado en un corto espacio de tiempo, a fin de cumplir con los compromisos de tiempo y entrega prometidos al cliente. Para más detalles puedes visitar uno de nuestros artículos anteriores respecto a este tema. 

¿Cómo enfrentar el desafío?

Los retos que presenta la movilidad urbana sin duda tienen muchos imprevistos, siempre existirán situaciones que se escapen de control. Pero, también existen otras variables sí se podrían solventar con una buena planificación. 

En este sentido, Logistec plantea resolver las entregas de última milla aplicando prácticas y procedimientos diferentes, de acuerdo con las tipologías de las cargas; así como también adaptar las unidades de transporte para que puedan circular por calles más estrechas y diseñadas para la convivencia peatonal; incentivar las entregas nocturnas diferenciadas por tipo de carga y destinatario.

Utilizando de mejor manera la tecnología existente, para definir por ejemplo cual es el vehículo más idóneo para hacer una ruta  y de seguimiento satelital, utilizando un software de optimización de ruta, como el de Drivin, por ejemplo. 

Otra forma es apostar por métodos de entrega alternativos como ‘click & collect’, el que sigue ganando espacio en el ecommerce, pues es más económico y ecológico y, ya el 70% de las tiendas online dispone de puntos físicos de retiro.

También se podrían implementar prácticas de coopetition (competencia cooperativa), en donde los proveedores de distintos comercios acepten compartir redes logísticas, para de esta forma disminuir la cantidad de movimientos.

Otros como Business Shool apunta a trabajar conjuntamente, administraciones locales, retailers, distribuidores, transportistas y repartidores en pos de desarrollar en los destinatarios, y en el propio sector una, “cultura logística” basada en la sostenibilidad, tanto económicas, como medioambiental y donde la colaboración de todos los agentes sea la base del desarrollo.

Para disminuir costos de combustible y emisiones de gases, se puede implementar un sistema de transporte eléctrico o GNC, el cual es sustentable y amigable con el medio ambiente, tal como sugiere Logistec.

¿Qué opinas, me encantaría saber tu opinión.

Francisca es Ingeniero Comercial de la Universidad Adolfo Ibañez. Actualmente se desempeña como Gerente de Desarrollo Comercial en Drivin, una solución SaaS que permite a empresas con operaciones intensivas de despacho, reducir de manera significativa sus costos de transporte y además mejorar la calidad en el servicio a sus clientes finales.