Logística

Lean Logistics: ¿Qué es y cómo aplicarla?

5/5 - (1 vote)

Lean Logistics

Lean Thinking es una metodología empresarial que se originó en la industria automotriz japonesa a finales de la década de 1980.

La idea central es maximizar el valor para el cliente mientras se elimina el desperdicio de todos los procesos.

En pocas palabras, Lean significa crear más valor para sus clientes con menos recursos.

Lean también se ha abierto camino en la logística. El concepto se conoce como Lean Logistics y se ha convertido en un término popular en la gestión de la cadena de suministro.

¿Qué es Lean Logistics?

En el sector de la logística, ser Lean, es simplemente una forma de reconocer y eliminar las actividades inútiles de la cadena de suministro.

El objetivo es aumentar el flujo y la velocidad del producto.

Lean Logistics trata de mejorar las operaciones en todos los niveles y optimizar la cadena de suministro al reducir el desperdicio, lo cual es importante para el control de la cadena de suministro que no aportan valor adicional. 

Para aplicar esta metodología correctamente, es clave contar con datos y tecnología que permitan tomar decisiones de forma estratégica. 

Beneficios de Lean Logistics 

Algunos beneficios concretos que se pueden lograr con Lean Logistics dentro de las distintas etapas de la cadena de suministro son:

1) Reducir los gastos de almacenaje considerando predicciones de venta y la capacidad disponible de producción.

Al mismo tiempo, en procesos de la gestión de transporte, considerar el cross-docking para tener los productos sin necesidad de almacenaje en puntos intermedios y de esta forma tenerlos en constante movimiento hacia su destino final.

2) Aprovechar al máximo posible la capacidad de carga de los vehículos en las entregas.

Para esto es clave utilizar softwares de optimización avanzada como una de las soluciones que tenemos disponible en Drivin y que permitirá llevar adelante las entregas maximizando los recursos disponibles y además poder tener un control absoluto sobre lo que está pasando en la última milla.

3) Usar tecnología en la planificación de rutas para disminuir los tiempos de realizar estas tareas en forma manual, sobre todo teniendo software disponible que apoyan a los planificadores en su trabajo y les permite reducir estos tiempos de planning en hasta un 90%.

4) Tener herramientas de inteligencia artificial que permitan predecir los tiempos de servicio que se requieren para los distintos tipos de entrega que se realizan en la última milla y de esta forma ir logrando mayor eficiencia en la planificación.

5) Disminuir costos de servicio al cliente y agregar valor al mejorar la experiencia del cliente al otorgar mayor visibilidad de los procesos a los distintos actores de la cadena de distribución, manteniéndolos informados sobre el estado en el que se encuentran las entregas.

Estos son algunos ejemplos de las mejoras que se pueden implementar en las operaciones de las empresas que utilizando esta metodología a aplicar data y tecnología de forma estratégica en sus procesos.

También aportan a que se pueda mejorar la experiencia del cliente y en reducir los costos  que impactan en mayor competitividad de las empresas y en menor traspaso de costos al consumidor.

drivin-tms-planificador

Para disfrutar de más contenido como este suscríbete a nuestro blog AQUÍ