Logística

Las ventajas de la logística inversa para el retail

  • Álvaro Loyola, country manager de Drivin.

Con el crecimiento que ha experimentado el comercio electrónico durante la pandemia por el COVID-19, se han impulsado mejoras en varios ámbitos, como el asegurar una mejor respuesta para los clientes a través de la logística inversa.

Se trata de una estrategia de diferenciación que comienza con la elaboración de un plan para delimitar las acciones, desde la recogida hasta la reutilización, el reciclaje o el desmantelamiento. Entonces, como en cualquier planificación empresarial, el secreto está en la implementación paulatina de medidas, evaluando los resultados.

A través de esta práctica, las empresas logran diferenciarse de su competencia mientras generan una experiencia positiva para los clientes, lo que de paso les permite retenerlos. Pero, también se trata de una medida que deben implementar cada vez más las empresas, en medio de un escenario donde se insta a cuidar el planeta.

En la logística inversa existen dos formatos: postventa y postconsumo. En el primer caso, el producto vuelve a la cadena de distribución antes de que haya sido utilizado por el consumidor o en casos de poca utilización, por la identificación de un defecto o un error en la tramitación del pedido, por ejemplo.

Para ello, la entidad necesita planificar la recepción y envío de artículos, estableciendo medios para controlar el flujo físico y la información logística dentro de su estrategia organizacional. A menudo, el producto puede sufrir mejoras y volver a comercializarse, lo que agrega valor.

Cuando hablamos del formato de postconsumo, el producto fue comprado, utilizado y descartado por el consumidor, ya sea por el final de su vida útil o por caducar su vigencia, considerándose inadecuado para consumo primario. De la misma forma que la postventa, la compañía debe prepararse para recibir los artículos y darles el debido reenvío, que puede ser reutilizado para su retorno al ciclo de producción, reciclaje o desmantelamiento.

Finalmente, las empresas deberán invertir mucho más en soluciones de este tipo, que ofrezcan una mejor experiencia a los clientes y una alternativa verde al medioambiente.

Licenciada en Comunicación Social, actualmente Editor Content en Drivin

Write A Comment