Tendencias

Inteligencia artificial en última milla para reducir emisiones de CO2 en despachos

Inteligencia artificial en la última milla

Si bien es cierto que la pandemia nos ha enseñado la importancia de llevar una vida saludable, también indiscutiblemente nos ha inculcado un mayor sentido de preocupación por nuestro medio ambiente, que ha sufrido profundamente durante el último siglo debido a las catastróficas emisiones industriales de carbono y al calentamiento global.

Esto también ha ejercido presión sobre los líderes empresariales de todo el mundo para que analicen el impacto de sus organizaciones en el clima y, por lo tanto, respondan a las amenazas inminentes del calentamiento global.

Aquí viene el papel de la tecnología en la nube, que puede ayudar de manera efectiva a las empresas de todo el mundo a “descarbonizarse” al migrar de los centros de datos locales a la infraestructura en la nube. 

Sin embargo, no es fácil para todas las organizaciones reducir o compensar las emisiones de carbono, ya que el gasto y los desafíos para medir el alcance total de estas emisiones es un proceso largo y sinuoso. Para resolver este problema, la inteligencia artificial (IA) puede desempeñar un papel importante.

Inteligencia artificial en la última milla

Cómo funciona la Inteligencia Artificial para reducir su huella de carbono

La gran fortaleza de la IA radica en su capacidad para aprender de la experiencia, recolectando cantidades masivas de datos de su entorno, intuyendo conexiones que los humanos no notan y recomendando acciones apropiadas sobre la base de sus conclusiones. Las empresas que buscan reducir su huella de carbono deben centrar la atención de la IA en los tres componentes del esfuerzo:

  • Monitoreo de Emisiones. Las empresas pueden utilizar la ingeniería de datos impulsada por IA para rastrear automáticamente las emisiones a lo largo de su huella de carbono. 
  • Pueden hacer arreglos para recopilar datos de operaciones, de actividades como viajes corporativos y equipos de TI, y de cada parte de la cadena de valor, incluidos proveedores de materiales y componentes, transportistas e incluso usuarios intermedios de sus productos. La IA puede explotar datos de nuevas fuentes, como los satélites. Y al superponer inteligencia a los datos, la IA puede generar aproximaciones de los datos faltantes y estimar el nivel de certeza de los resultados.
  • Predicción de emisiones. La IA predictiva puede pronosticar emisiones futuras a través de la huella de carbono de una empresa, en relación con los esfuerzos de reducción actuales, las nuevas metodologías de reducción de carbono y la demanda futura. Como resultado, pueden establecer, ajustar y lograr objetivos de reducción con mayor precisión.
  • Reducción de emisiones. Al proporcionar una visión detallada de cada aspecto de la cadena de valor, la inteligencia artificial prescriptiva y la optimización pueden mejorar la eficiencia en la producción, el transporte y otros lugares, reduciendo así las emisiones de carbono y los costos.

Inteligencia artificial en la última Milla

En la cadena de suministros, la logística de última milla es más costosa y perjudicial para el medio ambiente comparada con la primera etapa del proceso. Por lo tanto, la optimización de los recursos debe ser el área de atención principal.

Para un negocio online, cambiar la forma en que se entregan los productos exigirá tiempo y una inversión oportuna. Afortunadamente, adoptar una estrategia de entrega de última milla que sea amigable con el medio ambiente puede permitir que un ecommerce alcance el equilibrio entre la satisfacción de la demanda de sus clientes por entregas rápidas y la reducción de su huella de carbono.

En este sentido, la inteligencia artificial en la logística es mucho más precisa  que los  procesos manuales y todas las cosas que podamos hacer manualmente, ya que ésta considera una gran cantidad de variables  que ayudan a lograr una asignación de un vehículos idónea y un armado de ruta más eficiente, además  contribuye a tener  un control y seguimiento de que eso se cumpla.

Una de las soluciones más eficaces para reducir los tiempos de desplazamiento de los conductores es optimizar sus rutas de entrega. Las empresas que realmente quieren agilizar las entregas teniendo en cuenta su huella de carbono harían bien en considerar invertir en un TMS, sistema de gestión de transporte.

drivin-tms-planificador

Inteligencia Artificial de Drivin

Drivin – un software 4.0 que  automatiza la gestión del transporte- es elemental para cualquier empresa en la administración de entregas de última milla, ya que puede contribuir a planear  una ruta  más eficiente, con menos kilómetros recorridos, menos tiempo en la carretera y en consecuencia un menor costo operacional.

Algoritmos como el de Drivin incorporan todas las variables logísticas que tiene la operación, desde ventanas horarias, tiempos de tráfico, tiempos de servicios, jornada laboral, características de los vehículos, capacidad de los vehículos hasta dimensiones de los pedidos, logrando así rutas eficientes y reducción de costos hasta en un 30%.

Asimismo, permite a las empresas optimizar la carga y la ruta de los camiones, ahorrar en combustible, reducir desperdicios, incrementar la vida útil de las llantas de los camiones, ayudando así a la conservación del medio ambiente y al mismo tiempo incrementando la eficiencia de los procesos y otorgando ventajas financieras y competitivas.

Con Drivin, las empresas pueden tener el control total y en línea de la operación logística de última milla, desde la carga del camión hasta la entrega del producto o servicio, considerando incluso una prueba de entrega

Licenciada en Comunicación Social, actualmente Editor Content en Drivin

Write A Comment