Uncategorized

Entregas urbanas: Bicicletas, botes, corredores y otras interesantes innovaciones

En Ciudad de México, cada día miles de personas gastan horas en la congestión vehicular, lo cual implica un costo para la economía local de 2,6% del Producto Interno Bruto cada año.

Si el tráfico vehicular en la ciudad es uno de los principales problemas que la gestión de logística tiene que enfrentar en las entregas urbanas, entonces ¡olvídate! Las innovaciones en la industria de la cadena de suministro están encontrando nuevas formas de cumplir metas en las entregas de la última milla, sin necesidad de pelear con la congestión vehicular.

The Rolling Deckchair

Según el diario inglés The Guardian, algo interesante está pasando en Gothenburg, Suecia. Johan Erlandsson ha creado una bicicleta de carga de seis ruedas, de 4,2 metros de largo, solo 80 centímetros de ancho y asistida con un motor eléctrico, para moverse entre las calles de la ciudad, específicamente entre cada pista, y así olvidarse de la congestión. “Nunca más estarás atascado en una fila -dice Erlandsson- es más rápido para llevar de un punto A a un punto B, y es más seguro”.

Johan Erlandsson: bicicleta de carga de seis ruedas

FUENTE: The Guardian

“El esquema del diseño piloto inicialmente servía sólo a 8 clientes, cuando fue lanzado en 2012 -explica The Guardian– pero ahora atiende a cerca de 500 negocios, desde pequeñas oficinas a grandes retailers, y entrega más de 350 paquetes cada día. Según un reporte del proyecto europeo CycleLogistics, se estima que 51% de los bienes transportados podrían ser despachados y entregados usando bicicletas de carga, reduciendo significativamente las emisiones y la congestión”.

Corredores (Runners)

“Los temas de logística urbana son particularmente visibles en la región de París, donde cerca de un millón de entregas se realizan diariamente, y el e-shooping es solo una pequeña parte, equivalente al 5 o 10% del total del flujo en esta área, en comparación con el 40% de alimentos y 40% de equipamiento para la construcción”, dice Mobility Trends.

“TokTokTok es un buen ejemplo de logística urbana al estilo de Uber, el cual apunta a convertirse en el líder de las entregas en la última milla. Con esta aplicación, los consumidores pueden llamar a “corredores personales” para que entreguen variados productos, desde un almuerzo hasta un ramo de flores. El corredor o runner puede pagar directamente en la tienda con su tarjeta de prepago, y redefinir la orden con el consumidor en caso de que algún producto no esté disponible”.

Botes

Según Mobility Trends, la polución atmosférica es otro asunto que debería ser considerado en la búsqueda de nuevas e innovadoras maneras de hacer las entregas urbanas. “El transporte de carga produce más de un millón de toneladas de CO2 cada año, sólo en París”.

“Utilizar los ríos como nuevas rutas para el transporte de carga puede ser una efectiva solución para resolver la congestión vehicular y reducir drásticamente las emisiones de CO2. El río Sena es una ruta aún no explotada que podría facilitar el transporte de bienes desde los suburbios hasta el centro de París (…) Algunas empresas ya han probado este método de transporte: Franprix entrega servicios a 130 de sus clientes en París utilizando el río Sena, reduciendo así en 37% las emisiones de CO2 y eliminando a cerca de 4.000 camiones de las calles de la capital francesa”.

Drones

Lo que comenzó con Amazon ha sido rápidamente considerado por otras compañías e industrias. Según Mobility Trends, “el dron será capaz de entregar paquetes que pesen menos de 2,2 kilos a casas que estén ubicadas a 10 ó 15 kilómetros de la bodega, incluirán tecnología de  ‘sentido de evasión’, y serán lo suficientemente seguros para volar a menos de 121 metros”.

“Volando a una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora, el dron será capaz de entregar paquetes en menos de 30 minutos, según la orden. Los clientes sólo tendrán que habilitar una pequeña área de aterrizaje en sus patios, para que el dron pueda detectarla y posarse en ella”.

Ahora bien, cada una de estas innovadoras soluciones para las entregas urbanas requieren una gestión innovadora, junto con la tecnología apropiada. Si tu empresa quiere dar el siguiente paso y comenzar a usar bicicletas o drones para las entregas en la última milla ¿Gestionarás esos recursos con una planilla Excel o con un software de optimización de ruta? Te invitamos a compartir tu opinión.

Francisca es Ingeniero Comercial de la Universidad Adolfo Ibañez. Actualmente se desempeña como Gerente de Desarrollo Comercial en Drivin, una solución SaaS que permite a empresas con operaciones intensivas de despacho, reducir de manera significativa sus costos de transporte y además mejorar la calidad en el servicio a sus clientes finales.